Crónica por Basilio Diaz, Miami.

Como la propia ciudad. Porque Lisboa tiene clase; y la clase no viene determinada por el dinero ni la posición social o la relevancia y el poder; la clase se tiene o no se tiene, no se adquiere. La clase es elegancia, estilo, buen gusto, belleza por dentro y por fuera.

Y Clazz, el único hasta ahora Festival de Jazz Latino del mundo, que celebra este año 2015 la quinta edición en Madrid, la segunda en México y el debut en Lisboa, persigue la excelencia en la música y la clase por encima de todo.

Hoy, a 24 horas del tercer y último día de Clazz Lisboa en el auditorio Time Out del Mercado da Ribeira, podemos decir con orgullo y con satisfacción, que una vez más se ha cumplido el objetivo.

La primera noche, Julio Resende Trio acompañando a Marco Rodrigues y María Joao, nos ofreció un concierto fascinante y mágico, donde su música llena de matices y espacios íntimos, voló por el Mercado envolviendo a un público entregado y admirado que se fue a casa con un regalo maravilloso como fue la presencia en pantalla y la voz inolvidable de Amalia Rodrigues. Si, como lo oyen, nada menos que la reina del Fado inauguró CLAZZ en su amada Lisboa desde su eterna morada. Único y emocionante momento que jamás olvidará el privilegiado público que lo vivió.

La segunda noche, Yuvisney Aguilar junto al Quinteto Cimarrón, nos descubrió el Misterio de los Tambores en un concierto extraordinario donde la fuerza expresiva de África y su música ancestral, se fusionó con el sonido clásico de las cuerdas del Caribe.

Y como broche de oro, La Herencia, un grupo casi sobrenatural compuesto por los 5 músicos que acompañaron al maestro Paco de Lucia hasta su último concierto entre los mortales: Alain Pérez al bajo, Antonio Serrano en la armónica, el Piraña en la percusión, Josemi Carmona en la guitarra flamenca y David de Jacoba en el cante, nos sacaron de la órbita de la tierra para elevarnos al nirvana de la perfección emocional. La Herencia debutó en Lisboa junto a los ángeles guardianes de la música bien hecha y la larga ovación del público asistente cerró una jornadas de maravilla y pasión que marcarán un antes y un después del flamenco-jazz latino.

Cargo Music y Zerkalo Prod., promotores y artífices de Clazz Lisboa, compartirán en breve y en forma de documento audiovisual esos tres días de gloria musical, con el resto de este planeta loco y desorientado que no estoy muy seguro de que sean merecedores de tantas “cositas buenas”…